Bizcocho de yogur

Toca receta sencillita. ¡Y clásica!

Este bizcocho debió ser la primera cosa que horneé, o al menos una de las primeras, en esa época en que empezaba a aprender a usar el horno pero no me apetecía lo más mínimo complicarme.
Ahora me animo con lo que sea, pero de vez en cuando apetece olvidarse de pesar, de jarritas medidoras y de mil complicaciones.
Con el vasito del yogur como referencia, hacemos un bizcocho perfecto en un periquete. Ideal para merienda y desayuno.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 medida (de vasito de yogur) con aceite
  • 2 medidas (de vasito de yogur) con azúcar
  • 3 medidas (de vasito de yogur) con harina
  • 1 cucharadita levadura química
  • ralladura de 1 limón (opcional)

Preparación

Las medidas a los que me refiero en la lista de ingredientes se toman a partir del vasito en el que venga el yogur utilizado.Mis recipientes para yogur casero son de 150ml (tres cuartos de taza) así que si no tenemos el yogur en vasitos (porque lo hacemos en recipiente de un litro, por ejemplo) tomamos esa referencia.

Precalentamos el horno a 170ºC.

Separamos las yemas de las claras de los huevos.
Lavamos escrupulosamente el limón y rallamos su piel.
Tamizamos la harina con la levadura.

En un cuenco amplio batimos el azúcar con el yogur y el aceite.
Mientas batimos, vamos incorporando las yemas y la ralladura de limón.
Agregamos la harina poco a poco, removiendo para que se integre.

En otro cuenco montamos las claras a punto de nieve.
Incorporamos la mezcla anterior con movimientos muy suaves, para que no se nos bajen, y vertemos en un molde (de silicona, o metálico desmontable previamente engrasado).

Horneamos durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.

Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla metálica antes de consumir.



6 pensamientos sobre “Bizcocho de yogur”

Deja un comentario