Fideuà con calamares

No sé si os habéis fijado, pero normalmente firmo como Laura Fideuà.
Si creíais que la elección del nombre artístico era debida a mi maestría con este plato, estáis muy pero que muy errados.

En realidad fue una alumna mía que, incapaz de recordar mi apellido, decidió que debía ser algo así como fideuà. Solo se parecen en la primera sílaba, pero oye, algo es algo.
Me hizo tanta gracia que lo adopté como nombre de batalla, para moverme por esto de las redes.

No soy experta yo en cocina valenciana, ni para cocinarla ni para comerla, así que este plato lo preparo a mi manera.
Quizás no debería haber sido tan osada de usar el nombre de fideuà (o fideuada, como he leído en alguna ocasión), quizás debería haberlo llamado simplemente fideos con calamares
Pero entonces no tendría excusa para contar la batallita sobre mi pesudónimo.

Ingredientes (para 2)

  • 1 vaso de fideos
  • 1/2 kg calamares
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahora
  • 1/2 vaso de tomate triturado (o 1 tomate)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • caldo de pescado
  • sal, pimienta, perejil

Preparación

Podemos utilizar calamares frescos (en cuyo caso los limpiamos previamente) o bien congelados (en cuyo caso los ponemos a descongelar el día antes).
En cualquier caso el peso se refiere a calamares antes de la preparación, teniendo en cuenta que hay algo de merma. Los lavamos y troceamos a nuestro gusto.

Calentamos el caldo.
Lo ideal es utilizar caldo casero de pescado, pero si no tenemos podemos utilizar caldo de verduras.

Pelamos y picamos la cebolla, el ajo y la zanahoria.
En una sartén amplia sofreímos la cebolla y el ajo, agregamos la zanahoria y dejamos que se cocine unos minutos.
Añadimos los calamares y cocinamos hasta que hayan cambiado de color.

Agregamos el vino, mezclamos y esperamos a que se evapore.
Agregamos también el tomate, salmpimentamos a nuestro gusto y guisamos un par de minutillos.

Finalmente añadimos los fideos, removemos y añadimos caldo caliente suficiente para cubrir toda la pasta, pero sin excedernos pues no queremos que quede caldosa.

Cocinamos sin remover durante dos minutos menos de los que indique el fabricante de la pasta.
Después retiramos del fuego y dejamos que repose esos dos minutos extra.



Deja un comentario