Bolitas de queso

¡Allá vamos con otra receta fácil y resultona!

Estas croquetillas de queso se preparan enseguida, ya que la masa no necesita enfriar tanto como una bechamel para ser trabajable; no necesita ningún ingrediente especial o raro, seguro que ya tenemos todo lo que necesitamos por casa; y además quedan la mar de ricas.

Podemos utilizar el queso que más nos guste, ese trocito que se nos ha ido quedando en el fondo de la nevera, ese paquete de queso rallado que no vemos forma de acabarnos, lo que queramos.

Y si nos apetece darle un toque distinto, añadimos hierbas aromáticas a nuestro gusto y se convierte en un simpático entrante para compartir.

Ingredientes (para 2)

  • 75g queso
  • 100ml caldo pollo (o agua)
  • 100ml leche
  • 1 cucharada sopera mantequilla
  • 250g harina
  • harina, huevo o leche, pan rallado
  • aceite

Preparación

Cortamos el queso en dados muy pequeños, o si es un queso poco fundente mejor lo rallamos para que nos queden trozos bien pequeños.

En una cazuela ponemos la leche, el caldo y la mantequilla, y llevamos a ebullición.
Agregamos la harina de golpe, removiendo muy bien hasta que se integre por completo y obtengamos una masa que se despega de las paredes de la cazuela.
Añadimos entonces el queso y nos aseguramos de que se mezcle con la masa mientras se va fundiendo.

Retiramos del fuego, lo pasamos a otro recipiente y dejamos enfriar ligeramente, hasta que sea manejable.
Esto solo requiere un ratito, no es tan lento como la espera de una bechamel para hacer croquetas, así que en unos minutos podemos empezar a preparar nuestras bolitas para freír.

Dividimos la masa en pequeñas porciones, que pasamos primero por harina, luego por huevo batido (o un poco de leche) y finalmente por pan rallado.
Freímos en abundante aceite caliente hasta que se doren.
Escurrimos la grasa sobre papel de cocina y servimos todavía calientes.

Visto en | Cozinha maravilha #48



8 pensamientos sobre “Bolitas de queso”

Responder a Marta Galeteria Cancelar respuesta