Salsa de yogur (y algunas variantes)

Si hay una salsa realmente fácil, es la salsa de yogur.
Si es que se hace en dos segundos, no hace falta ningún ingredientes raro, y es tan versátil que admite un montón de variaciones. ¿Qué más se le puede pedir?

Lo cierto es que la receta es tan, tan, tan sencilla que hasta da un poquitín de reparo el dedicarle una entrada en el blog solo a ella…  así que de propina van unas cuantas variantes muy sencillas que utilizan esta salsa de yogur como base.

Al limón, a las finas hierbas, al curry, a la mostaza y al pepino.
Para adaptar al plato con el que queremos servirla.

Ingredientes

  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas soperas zumo de limón
  • 1 cucharada sopera aceite oliva
  • sal, pimienta

Preparación de la salsa básica

Fácil no, lo siguiente.
Mezclamos el yogur con el zumo y el aceite de oliva, salpimentamos a nuestro gusto y removemos bien hasta que esté totalmente integrado.

Variantes sencillas

Salsa de yogur al limón

Se prepara utilizando algo más de zumo, aproximadamente el de medio limón, al que además le rallaremos la piel para agregarla.
El resultado es un sabor bastante intenso, parecido al de la mayonesa al limón.

Salsa de yogur a las finas hierbas

Podemos aromatizarla con nuestras hierbas frescas predilectas. Perejil, tomillo, menta, lo que queramos.
Basta con picarlas finalmente y agregarlas a la salsa.

Salsa de yogur al curry

Agregamos media cucharada de curry a nuestra salsa, mezclando bien.
Le da un toque exótico a cualquier plato sin complicarnos demasiado.

Salsa de yogur a la mostaza

En este caso agregamos media cucharada de mostaza, mezclando bien.
El tipo de mostaza elegido va en el gusto de cada uno; a mi me gusta utilizando la de Dijon.

Salsa de pepino

Pelamos y trituramos un pepino pequeño hasta hacerlo puré.
Lo mezclamos con la salsa de yogur básica.



5 pensamientos sobre “Salsa de yogur (y algunas variantes)”

Responder a cocinandosabores Cancelar respuesta