Conejo confitado con romero y ajo

Como mi madre me dio unas ramitas de romero fresco, aproveché para usarlo en varias cosas.
Una de ellas fue una focaccia con tomatitos, que sirvió como pan para acompañar este plato y poder sopetear en su deliciosa salsita.

La receta con la que preparé el conejo es muy sencilla, solo requiere disponer de una cazuela y bastante tiempo para dejar la carne guisando.
La verdad es que se parece mucho a otra receta que tengo publicada, la de codornices con ajo, con la diferencia fundamental del tiempo de cocción.

Ingredientes (para 2)

  • 500g conejo troceado
  • 150ml aceite
  • 150ml vino blanco
  • 2 ramas romero
  • 10 dientes de ajo
  • harina integral
  • sal, pimienta

Preparación

Pelamos los dientes de ajo, pero los dejamos enteros.

Salpimentamos los trozos de conejo y los pasamos por un poco de harina, sacudiéndolos suavemente para eliminar el exceso.
Yo preferí utilizar harina integral, pero también podríamos utilizar harina blanca normal.

En una cazuela amplia calentamos el aceite y freímos la carne.
Cuando esté doradita, agregamos los dientes de ajo, el romero y el vino.
Bajamos la temperatura y cocinamos a fuego muy lento, con la cazuela tapada, durante dos horas.

Servimos con una ensalada o unas verduritas a la plancha.

Fuente | Directo al paladar



2 pensamientos sobre “Conejo confitado con romero y ajo”

Responder a connie sua Cancelar respuesta