Bonito con tomate y patatas

Bonito con tomate y patatas

Lo de estar a dieta implica inevitablemente una serie de restricciones.
Unos se restringen cantidades, otros calculan calorías, otros optamos por restringir algún tipo de alimentos.

Pero eso no quiere decir que no se pueda disfrutar de platos tradicionales.
En mi caso, de hecho, es más bien todo lo contrario.
Porque la mayor parte de la cocina de toda la vida se basa justamente en una cantidad moderada de proteína (moderada porque siempre ha sido cara) junto con una generosa ración de verduras y hortalizas (que son mucho más económicas).

Y el bonito del Norte (también llamado atún blanco) ha sido tradicionalmente preparado de formas muy jugosas.
Yo solía hacer atún encebollado, pero en los últimos tiempos lo del pescado en salsa de tomate me está resultando cada vez más atractivo.
Aunque creo que no es lo más clásico, además le añado patatas para convertirlo en un plato completo… y hacerlo todo en una sola cazuela.

Bonito con tomate y patatas

Ingredientes (para 2-3 personas)

  • 2 rodajas de bonito
  • 5 tomates maduros (o 400g tomate triturado)
  • 1 cebolla (o cebolla confitada)
  • 1 diente de ajo
  • 3-4 patatas
  • aceite, sal, pimienta

Preparación

Retiramos la piel y la espina central del bonito, quedándonos con cuatro cuartos limpitos.
Pelamos y picamos los tomates (si eso nos da pereza, usamos tomate triturado crudo), la cebolla y el diente de ajo, también pelamos y cascamos las patatas.

En una cazuela amplia con un poco de aceite, doramos ligeramente los trozos de bonito (no hace falta que se haga por dentro, porque luego va a seguir guisándose), los retiramos del fuego y reservamos.
En la misma sartén pochamos la cebolla y doramos el ajo. Agregamos los trozos de patata y dejamos que se cocinen unos 10 minutos.
Finalmente añadimos el tomate, removiendo bien. Tapamos para evitar que se nos seque mucho la salsa (si dejamos destapado quizás necesitemos añadir un poco de agua) y dejamos cocer unos 20 minutos a fuego lento.

Devolvemos el bonito a la cazuela, mezclamos bien, y guisamos apenas un minutillo o dos.
Apagamos y dejamos reposar antes de servir. (¡O déjalo preparado el día antes!)
Servimos con una buena ensalada 🙂



2 pensamientos sobre “Bonito con tomate y patatas”

  • ¡Qué buena pinta! ¿Sabes cuál es mi mayor miedo con el bonito?, que se quede seco en la cocción :_( , así que normalmente hago rollo o ventresca asada. Pero con lo que me gustan los guisos con patatas, tendré que pensar en prepararlo 🙂

Responder a Laura F. Cancelar respuesta