Potaje vegetariano de garbanzos con espinacas

Potaje vegetariano de garbanzos con espinacas

Un potaje de legumbres es la cosa más sencilla del mundo, de esos (muchos) platos tradicionales que requieren más tiempo que maña.
Con unos pocos ingredientes sencillos, de los de toda la vida, haces un platazo de los que hacen que te olvides de productos exóticos de nombres impronunciables.

Aunque no niego que me gustan los potajes con sus sacramentos, últimamente prefiero omitirlos y me he terminado quedando con una versión simplificada que resulta ser vegetariana (y fácilmente vegana si omites el huevo) en la que reina mi verde favorito, el de las espinacas.
Aún más sencillo e igualmente resultón.

Este plato además admite con más facilidad el utilizar garbanzos ya cocinados, que a mí me simplifica un montón la gestión del tiempo porque los garbanzos los dejo cocidos el fin de semana y luego por la semana en un pispás tengo un plato de cuchara recién hecho.

A pesar de lo simple que es, resulta contundente y completísimo, y ni siquiera echas de menos el choricillo.

Ingredientes (para 4)

  • 2 vasos de garbanzos secos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150g de espinacas frescas
  • 1/2 vaso de tomate triturado (o 1 tomate maduro)
  • 4 huevos
  • aceite, sal, pimienta, perejil

Preparación

Ponemos los garbanzos a remojo en abundante agua durante al menos 8 horas, luego escurrimos y lavamos para asegurarnos de eliminar impurezas.
Cocemos por nuestro método preferido. El mío es en la CrockPot durante 9 horas en temperatura ALTA, pero en una cazuela convencional durante una hora u hora y media generalmente estarán.
Reservamos en el frigorífico los garbanzos y el agua de cocción, por separado, hasta el momento de preparar el plato.

Entonces cocemos los huevos, al punto que más nos guste.
Cuando terminen de cocerse los escurriremos y pelaremos.

Mientras tanto, pelamos y picamos la cebolla y los dientes de ajo.
Pochamos la cebolla en una cazuela amplia, con un chorrito de aceite.
Cuando esté tierna añadimos los dientes de ajo y dejamos que se cocine todo junto un par de minutillos.

Vertemos el tomate triturado, cocinamos brevemente, y luego cubrimos con el agua de cocer los garbanzos.
Salpimentamos a nuestro gusto y dejamos hervir unos diez minutos.

Añadimos la espinaca, asegurándonos de que queda cubierta por igual ya que solo la vamos a cocer un par de minutos.
Finalmente echamos a la cazuela los garbanzos cocidos, apenas otro par de minutos para que se calienten.

Servimos espolvoreando con perejil y acompañados de un huevo cocido.



2 pensamientos sobre “Potaje vegetariano de garbanzos con espinacas”

    • Pues para que negarlo, el chorizo le queda a los potajes como un guante, pero hay que cuidarse un poquito y moderar tantas carnes procesadas… así que de vez en cuando dejarlo fuera tampoco es mala idea.
      ¡Muchas gracias por comentar!

Responder a Anayblanca Cancelar respuesta