Huevos al horno con espinacas y jamón

Seguimos con el plan renove, jejeje.
Esta es otra receta antigua del blog (publicada allá por el 2012) y además todo un clásico en casa, así que me apetecía hacerle un lavado de cara y publicarla de nuevo con una imagen de más calidad.
¡Que la comida también entra por los ojos!

En realidad es una idea muy simple: bechamel, los ingredientes que queramos y un huevo encima. Al horno ¡y a comer!

Mi abuela nos los hacía con ingredientes fundamentalmente cárnicos (panceta, jamón, etc.) pero a mí me gusta mucho como quedan las espinacas en este plato.
Bueno, es que en general me gustan mucho las espinacas, pero cualquier excusa para añadir verde al plato es buena.

Ingredientes (para 2)

  • 2 huevos
  • 1 taza de espinacas congeladas
  • 100g de jamón serrano (o panceta)
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla
  • 4 cucharadas soperas de harina
  • 1/2 vaso de caldo (de carne o de verdura)
  • leche
  • sal, pimienta
  • queso rallado (opcional)

Preparación

En esta ocasión he utilizado espinacas congeladas, pero si se emplean frescan ha de ponerse mayor cantidad ya que merman al cocerse.
En cualquier caso comenzaremos por cocerlas en una cazuela con agua caliente, y cuando estén listas las escurriremos y las reservaremos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Troceamos el jamón en taquitos no muy gruesos y los salteamos ligeramente en una sartén con un poco de aceite. Los retiramos y los reservamos también.

En la misma sartén preparamos una bechamel ligera.
Dejamos que se derrita la mantequilla, mezclamos la harina removiendo bien y dejamos que se cocine un minuto o dos.
Agregamos el caldo removiendo bien hasta que tome aspecto pastoso y vamos vertiendo leche poco a poco hasta obtener una crema.
Salpimentamos a nuestro gusto.

Preparamos unas fuentes individuales para horno, engrasándolas ligeramente con mantequilla.
Mezclamos la bechamel con las espinacas y el jamón y lo repartimos entre las fuentes.
Finalmente cascamos un par de huevos y disponemos cada uno sobre cada fuente.
Opcionalmente podemos agregar queso rallado, aunque en la foto podéis observar que yo he optado por no hacerlo.

Horneamos durante 10-15 minutos, hasta que el huevo parezca estar a nuestro gusto. A mí por ejemplo me gusta que la clara esté cuajada pero la yema no.
Servimos inmediatamente.



2 pensamientos sobre “Huevos al horno con espinacas y jamón”

Responder a Laura Fideuà Cancelar respuesta