Quiche de calabaza

Al final me rendí a la evidencia y acabé creando una página de facebook para este blog, para que los amigos que no suelen seguir este tipo de publicaciones pero quieren enterarse de lo que ando guisando puedan cotillear un poquito más fácilmente.

Dejo el enlace también en el menú lateral, para que todo aquel que quiera seguir mi blog en esa plataforma no tenga que andar rebuscando mucho.
Sea como sea, ¡gracias por leerme! <3

Ah, y la receta, la receta. Que me lío hablando de otras cosas y me despisto.

Resulta que tengo una calabaza en casa, que la compras para cualquier receta pero resultan tan grandes que hay que hacer variedad de inventos con ellas para acabarlas.
Digo tengo, y no tenia, porque aún me queda calabaza para rato, jeje.

Uno de los clásicos de esta casa (de los platos «míticos», como dice uno que yo me sé) es el hacerla en quiché.
Reconozco que me gustan mucho este tipo de tartas saladas, y aunque esta no es precisamente la receta más sencilla ya que la calabaza requiere un ratito para ser cocinada previamente, la verdad es que lo compensa con lo buenísima que está.

Ingredientes

  • 1 lámina masa quebrada
  • 3 huevos
  • 200ml nata
  • 100g queso rallado
  • 500g calabaza (pelada y despepitada)
  • mantequilla, sal, pimienta

Preparación

Si vamos a hacer masa quebrada casera debemos empezar por ahí para darle el suficiente tiempo de reposo.
Si la compramos ya lista y estirada, pues eso que nos ahorramos.

También requiere algo de tiempo el preparar el puré de calabaza, así que mejor no dejarlo para última hora.
Para hacerlo la troceamos y la salteamos en una sartén con una cucharada sopera de mantequilla derretida durante unos 10 minutos.
Luego agregamos un poquito de agua, bajamos el fuego al mínimo, y dejamos que se vaya cociendo hasta que esté tierna.
Entonces retiramos del fuego y pasamos por la batidora para que nos quede un puré cremoso y homogéneo.

Dejamos que el puré vaya enfriando, y mientras estiramos la masa quebrada y la colocamos sobre un molde. Yo utilizo uno circular de 25cm, pero si queremos que nos salga

más gordita podemos utilizar uno de 20cm.
Lo pinchamos por varios sitios con un tenedor y lo introducimos en el congelador. Con este truquillo de congelarlo nos ahorramos el pre-hornear la masa.

Calentamos el horno a 180ºC.

Batimos los huevos con la nata y añadimos el queso rallado.
Mezclamos con el puré de calabaza, ya tibio, y salpimentamos a nuestro gusto.

Rellenamos la masa con esta crema y horneamos durante unos 40 minutos, hasta que esté bien cuajada.
Dejamos enfriar muy ligeramente antes de servir, o si lo preferimos consumimos frío.

Visto en | Quiches, tartas & cakes | Ilona | RBA



5 pensamientos sobre “Quiche de calabaza”

Responder a Mª Dolores Martinez Martinez Cancelar respuesta