Sorbete de mango

Que sí, que ya lo sé, que es otoño, y que la época en la que todo el mundo se afana a publicar recetas de helados es el verano.
Pero es que yo soy así, espíritu de contradicción.

Y además de vez en cuando todavía nos toca alguna tarde bien calurosa en la que no apetece precisamente algo calentito, en la que un sorbete fresquito entra de maravilla.
Y, para darle un toque un pelín exótico podemos hacerlo de mango, que queda de lo más goloso.

Ingredientes

  • 2 mangos grandes maduros
  • 1 limón
  • 115g azúcar
  • 1/4 vaso agua
  • sal

Preparación

Para este sorbete utilizaremos mangos bien jugosos y maduros.
Los pelaremos cuidadosamente, procurando no quitar demasiada pulpa, poniendo un cuenco debajo para recoger el jugo que vayan soltando.
Troceamos, retirando el hueso, y trituramos junto con el zumo del limón y una pizca de sal hasta obtener un puré homogéneo.

Ponemos a calentar el agua con el azúcar a fuego lento, removiendo hasta que se disuelva por completo.
Ya sin remover, llevamos a ebullición y retiramos del fuego al instante.
Dejamos enfriar ligeramente y lo mezclamos con el puré de mango que preparamos anteriormente.

Refrigeramos hasta que esté bien frío, aproximadamente una hora.

Introducimos en el congelador, sin tapar, durante 1 o 2 horas, hasta que empiece a cuajar por los bordes.
Removemos con un tenedor para romper posibles cristales y devolvemos al congelador. Si es posible, repetimos este proceso al cabo de otra hora.
Dejamos congelador hasta que se solidifique por completo, preferiblemente tapado.

Retiramos del congelador un rato antes de servir, para que no esté tan duro y podamos hacer bolas con facilidad.

Visto en | Helados | Parragon



5 pensamientos sobre “Sorbete de mango”

Responder a Laura Cancelar respuesta