Galletitas de jengibre

Aprovechando que todavía me quedaba un trocito de raíz de jengibre, pensé que era buena idea darle el remate final haciendo las clásicas galletitas especiadas que se ven en algunas pelis.

Quizás la fecha no es la más típica, porque galletas son tradicionales de la época navideña, pero como aquí al fin y al cabo no es tradicional supongo que tampoco hay que extrañarse que una las haga el día que más se le antojen, sin más ni más.

Me han quedado algo más claritas de lo que me esperaba… aunque no estoy muy segura de si lo de que sean oscuritas es cosa de mi imaginación, o si habrá muchas recetas distintas.
Pero el sabor es muy muy bueno, con ese toque de especias que casi pide mojarlas en un buen vaso de leche.

Si lo deseamos podemos decorarlas, para hacerles una carita y ponerles unos botoncitos en la chaqueta a los hombrecitos de jengibre,  pero a mí me gustan más así. Pura galleta.

Ingredientes

  • 125g mantequilla
  • 2 cucharadas soperas leche en polvo
  • 100g azúcar moreno
  • 25g azúcar lustre
  • sal
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera jengibre (rallado)
  • 1 cucharadita canela (en polvo)
  • 1 cucharadita clavo (en polvo)
  • 360g harina
  • 1/2 cucharadita levadura química
  • 1/2 cucharadita bicarbonato

Preparación

Precalentamos el horno a 160ºC y preparamos unas bandejas para galletas.

Pulverizamos el azúcar moreno en un molinillo.
Procuramos tener la mantequilla bien blandita para batirla con la leche en polvo, ambos azúcares y una pizca de sal hasta que tomen una consistencia esponjosa.

Pelamos y rallamos el jengibre, y pulverizamos la canela y el clavo.
Lo agregamos todo, junto con el huevo, a la mezcla anterior y seguimos batiendo.

Tamizamos la harina con la levadura y el bicarbonato, y lo agregamos a la mezcla húmeda, removiendo con una cuchara de madera hasta que se integre perfectamente. Si fuese necesario, sobre todo si hace frío, podemos ayudarnos con las manos, trabajando siempre lo más suavemente posible.

Estiramos la masa con un rodillo hasta el grosor deseado, algo menos de medio centímetro, y vamos formando las galletas con un cortador con forma de hombrecito (u otro menos típico si lo deseamos).

Horneamos durante unos 10-15 minutos, hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse.
Dejamos enfriar en un rejilla.

Conservamos en un recipiente hermético.

Fuente | Cookies | Yasa Boga | Marshall Cavendish Cuisine



4 pensamientos sobre “Galletitas de jengibre”

Responder a Laura Fideuà Cancelar respuesta