Pollo asado a la naranja

Sigo con las propuestas cítricas.
Si primero preparé una merluza en salsa de naranja, ahora le toca el turno al pollo asado.

Y eso que empieza a hacer calorcito, eh.
No tanto que ya no se pueda encender el horno por riesgo de achicharramiento, pero sí lo suficiente como para no quedarse arrimadita a él cual chimenea.

Esta receta lleva además un suave toque de pimentón, que no queda demasiado picante pero le da un puntito diferente.

Ingredientes (para 2)

  • 2-3 patatas
  • 1/4 cebolla grande
  • 2 cuartos traseros pollo
  • 2 naranjas
  • 2 cucharaditas pimentón
  • aceite, sal

Preparación

Precalentamos el horno a 200ºC.

Pelamos y troceamos las patatas en daditos.
Las depositamos en un recipiente apto para horno.
Añadimos una pizca de sal, una cucharadita de pimentón y un chorro generoso de aceite, removiendo para que se mezcle todo bien.
Horneamos durante uno 10 minutos.

Mientras tanto, limpiamos el pollo. Lo salpimentamos ligeramente, y repartimos el resto del pimentón sobre él.
Por cierto, si fuésemos más comensales podríamos utilizar un pollo entero, despiezándolo adecuadamente, pero para dos un par de cuartos traseros resulta perfecto.

Lavamos concienzudamente y secamos una de las naranjas, porque la cortaremos en rodajas y la dejaremos con piel. La otra la exprimimos para zumo.

Removemos de nuevo las patatas y las cubrimos con las rodajas de naranja.
Sobre ellas ponemos el pollo y regamos con el zumo de naranja.

Horneamos durante una hora más.
Al menos dos o tres veces sería conveniente remover un poco las patatas para que no se nos peguen a la fuente, y también darle la vuelta al pollo, regándolo con el jugo de naranja.

Servimos inmediatamente.
Como lleva patatas no es necesario otro acompañamiento, pero podríamos preparar también una ensalada si lo deseamos.

Fuente | Directo al paladar



6 pensamientos sobre “Pollo asado a la naranja”

Responder a Laura Cancelar respuesta